Inicio web Nuestras Actividades Destinos Empresa
Información y Reservas
Actividades
Destinos

Historia

La presencia del agua ha marcado desde siempre la presencia y evolución  de la vida del hombre y el desarrollo de las civilizaciones.  En el  paraje de Ruidera la existencia de cursos fluviales ha hecho que todas  las civilizaciones que han pasado por aquí hayan dejado su huella. El  entorno natural de las Lagunas de Ruidera ha propiciado desde las  primeras etapas de la Prehistoria. Los primeros asentamientos en las  lagunas se remontan al Paleolítico Inferior, ( hace  unos 700.000 años), con grupos nómadas, dedicados a la caza y la  recolección como medio de subsistencia. Los yacimientos arqueológicos  se localizan en las terrazas de los ríos que vierten sus aguas en las  lagunas, en estos yacimientos se han encontrado diversos utensilios y  útiles de piedra tallada. El Paleolítico Medio, también está  representado, en la etapa musteriense, con yacimientos  en los Navazos o en el paraje de Los Cerrillos.

El Neolítico periodo entorna al V milenio a. C.  Viene marcado por la  práctica de la ganadería y la agricultura, así como la apertura poco  a  poco de claros en el bosque originario para cultivar. El inicio de la  Edad de los Metales está representado por el Bronce Medio (1.500-1.100 a. C.). Cuando se observa una expansión de la metalurgia,  encontrando asentamientos situados en lugares estratégicos que les  permiten controlar el territorio circundante. Apareciendo la denominada  cultura del Bronce de La Mancha. Creándose asentamientos con una torre  central fortificada en torno a la que se estructuran las murallas,  generalmente perimetrales en el caso de las morras (poblados en altura)  y concéntricas en el caso de las motillas (poblados en zonas pantanosas o de vega. En época romana, aparecen  diversos yacimientos, por la presencia de la que al parecer era una  importante calzada o vía de comunicación mencionada por Plinio y  Ptolomeo, que atravesaba longitudinalmente las lagunas y que  comunicaría el Caput Fluminis Anae (tal vez una ciudad mencionada en  las fuentes romanas) y Laminium (según fuentes romanas situada en la  parte Este de Ciudad Real.

Del paso a la edad media, no  existen muchas evidencias o restos arqueológicos. Encontrando la  mayoría de las evidencias pertenecientes al mundo islámico.  Los árabes  construyeron en el campo de Montiel diversas fortificaciones defensivas  como los castillos de, Rochafrida y Alhambra de claro origen musulmán. Durante el periodo de la  reconquista, entre los años 1213 y 1217, estos territorios y sus  castillos, pasaron a manos cristianas, llegando hasta estas tierras las órdenes militares de San Juan y  Santiago, siendo las dueñas de estos parajes durante un largo periodo de  tiempo.

Siglos después en el documento de El Catastro de Ensenada de 1750, se  habla en referencia al paraje de las lagunas de Ruidera, de la  dedicación de la agricultura, el pastoreo, y actividades tradicionales  como el esparto o la caza y pesca, asimismo se habla de la presencia de  varios molinos harineros y bataneros en las lagunas, utilizados para  trabajar la lana, con fuertes mazos. Ya entonces se comenzó a  Aprovechar la fuerza de los ríos y arroyos en las Lagunas de Ruidera,  que luego tendría su continuación con la declaración por el beneplácito  del rey Carlos III declarándose Ruidera Real Sitio en  1753 y fábrica de pólvora, para lo cualencargo al arquitecto  Juan de Villanueva, la realización de diversas construcciones y canales.  Años mas tarde, se edificaron otras instalaciones con diversas centrales  hidroeléctricas, como la de Miravetes, que dejó de funcionar a principios  de los setenta. 

Ya en  nuestra historia más reciente, en los años sesenta, se inicio el  aprovechamiento hidroeléctrico con grandes infraestructuras,  aprovechando la fuerza de los saltos de agua, construyéndose centrales  como las de Santa Elena, Ruipérez y San Luis. Si bien la mayor parte de  la población, seguía dedicándose a la agricultura, la ganadería y a  otras actividades tradicionales, como la caza, pesca, carboneo, trabajo  del esparto, etc.. Y así ha sido hasta la actualidad.

Durante los años 70 y ochenta, este paraje natural ha sufrió durante  años el uso descontrolado de sus recursos. Las Lagunas de Ruidera,  fueron supuestamente vendidas por el Estado a particulares e inscritas  en propiedad.  Durante los años siguientes comenzó un desarrollo  urbanístico desordenado. Con multitud de construcciones  ilegales,  y la construcción de playas artificiales, sin respetar el paisaje ni  los márgenes de las lagunas. A mediados de los años ochenta, se pone  freno a la urbanización del parque natural. En el año 1979 el Gobierno  de Castilla-La Mancha, declara las lagunas de Ruidera parque natural,  incorporándolo dentro de la Red de espacios protegidos de Castilla La Mancha,  hecho que se justifica por su excepcional riqueza paisajística  biológica y geológica  que hacen de Ruidera un paraje único. En 1995 se  desarrolla el PRUG de este espacio natural, iniciándose así un  complicado proceso de regulación y uso del territorio, limitando las  nuevas construcciones en el interior del parque, con el fin de  conseguir la recuperación de sus características naturales de las  lagunas, para así como permitir la conservación de un adecuado estado  de calidad de sus aguas. Cumpliendo con las normativas de la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda.  Posteriormente la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha adquiere  las fincas Hazadillas y Era Vieja, que incluyen los territorios de  mayor valor ambiental y mejor conservados del entorno de las Lagunas de  Ruidera. Declaradas refugio de fauna en 1998.

Paralelamente durante los años setenta y ochenta, en el campo de  Montiel, se produce una promoción de la agricultura de regadío, para  mejorar la economía de estos territorios, transformándose en regadío  fincas del Campo de Montiel. Esta transformación afectó negativamente a  los aportes de agua de las Lagunas de Ruidera. Observándose un descenso  de los niveles hídricos del Acuífero 24.  Declarándose  sobre-explotado en el año 1989. En 1.993 se aprueba el programa de compensación de  rentas agrarias, para que reduzcan el riego, y conseguir la  recuperación de los niveles del acuífero y de las Lagunas de Ruidera.

Aun en la  actualidad son muchos los retos y problemas que existen en torno a este frágil espacio  Protegido. Entorno a la declaración del parque natural, durante los últimos  años se ha originado un uso público que ha sido el motor de desarrollo de la población local. El turismo ha  ido, creciendo paralelamente al urbanismo de los años sesenta y  ochenta. Llegando en determinados momentos del año, principalmente  durante el verano, a concentrarse gran número de publico, y de  visitantes. Por lo que se necesita una regulación urgente para alcanzar  un modelo de desarrollo turístico sostenible, quizás uno de los retos  para el futuro de esta frágil zona húmeda.
Rochafria
Canal
Esclusa
Maquinaria pozos
Esparto
esparto